Bringing Up baby (La fiera de mi niña, 1938)

bringing2bup2bbaby2b-2bla2bfiera2bde2bmi2bnic3b1a2b1938
Bringing Up baby (La fiera de mi niña, 1938) 102′. Mono. B/N.Howard Hawks, EE.UU.

   Durante la Gran Depresión la gente necesitaba evadirse de sus problemas. El público acudía al cine a divertirse con cosas ligeras y sin demasiadas pretensiones intelectuales. Bringing Up Baby (La fiera de mi niña, 1938) dirigida por Howard Hawks, no sólo lo consigue, sino que se convertiría a la larga en un clásico. Catalogada como screwball comedy o “comedia de enredo”, era un género que se hizo muy popular en las décadas de los 30 y 40. Pero en aquel entonces fue un fiasco en la taquilla, ya que, aunque la crítica la aclamó, el “respetable” la encontró demasiado disparatada y le volvió la espalda. Haría falta tiempo para que se ganase un puesto en la historia del cine. Eso pone de manifiesto que el género fílmico no sólo es algo que propone el director o la industria, sino algo que necesariamente ha de reconocer el espectador.

   Este tipo de comedias, como el caso que nos ocupa, suele incluir dos personajes centrípetos: uno femenino y otro masculino. El matrimonio suele planear en la trama y suele resolverse con el famoso final feliz hollywoodiense. Algo que cumple formalmente, pero que no es suficiente. Hawks creyó que el fracaso en taquilla se debía a que se le había ido la mano en el absurdo idiosincrásico de todos los personajes, pues todos están absolutamente chiflados o desbordan excentricidades. De todos modos, su propuesta acabaría teniendo su reconocimiento gracias a una exhibición que hizo el MoMA en 1961. Desde entonces se convirtió en un clásico incontestable y acotó una manera nueva de entender el género. Por ello, aunque la cinta es de 1938, sorprende identificar ya entonces un lenguaje cinematográfico, unos diálogos de vértigo, unos giros argumentales y una tipología de guión que aún identificamos en el cine actual, en las sitcom y en las comedias.

f928188310243b75705c9d03ffe1a22a
Howard Hawks, Katharine Hepburn y Cary Grant en Bringing Up Bringing Baby.

   El lenguaje fílmico es abundante: el sistema de raccords, la ilusión de espacialidad más allá del plano, las elipsis, el ritmo, un guión muy trabajado, con trama, nudo, desenlace y clausura narrativa, etc. Por otro lado los personajes son sociales, tratan de agradar y entretener, pero no son vanos, tienen profundidad psicológica. Todo el ordenamiento narrativo y simbólico propio de un lenguaje cinematográfico maduro lo podemos apreciar en la película. Howard Hawks técnicamente no es un director que se centre demasiado en los movimientos de cámara. A excepción del uso del reencuadre, sí que hay unos cuantos travellings decididos, que siguen rápidamente a los dos protagonistas. Lo cual no es casual, sino buscado, ya que el dinamismo reside en ellos dos. Pero es que el director donde busca el ritmo de la película, además de con la sucesión de planos típica de Hollywood, es mediante el propio guión y la actuación de Katharine Hepburn. Hawks pensaba que el espectador no debía ser consciente de los movimientos de cámara y que ésta debía estar siempre a la altura de los ojos. Con ello quería acentuar la ilusión diegética oinmersión del espectador, evitando lo puramente artístico si con ello se perdía esa sensación. Eso no quiere decir autarquía de plano. Dentro de una misma escena hay contraplanos, planos americanos, oblicuos, pero nunca recurre a la ubicuidad esférica del espectador. Todos los planos han de subrayar el ángulo de visión natural humano. Así, los diálogos se suceden a una velocidad vertiginosa y Hepburn mantiene un ritmo histriónico que vertebra toda la película de principio a fin, sin aflojar en momento alguno. Algo que nos recuerda a algunos coetáneos de entonces, como los Hermanos Marx y, más recientemente, a Woody Allen. Y es que Hawks no era un director técnicamente complejo. En sus películas no encontramos planos preciosistas, pero eso no quiere decir que no domine el sistema de planos, sino que él concebía y conseguía el dinamismo de otro modo. Si por algo se caracteriza Hawks es por una engañosa sencillez y un dominio absoluto del ritmo fílmico. Pocos pueden presumir como él de no haber hecho nunca una mala película.

bringingupbabybts4
Katharine Hepburn y Cary Grant durante el rodaje de Bringing Up Baby.

   El filme se inscribe en la primera década en la cual el cine sonoro ya se encuentra plenamente asentado. En aquel entonces el sonido ya era un elemento constitutivo del espacio y el tiempo narrativos y Hawks lo supo aprovechar creando dinamismo mediante una dicción endiabladamente rápida y el solapamiento de diálogos. Marca de la casa que aún hoy se sigue imitando reiteradamente. De hecho ya lo había utilizado cuatro años antes, en la película 20th Century (La comedia de la vida, 1934). Aún siendo de reciente inclusión, sorprende que un director forjado en el ámbito mudo ya supiera utilizar la banda sonora como elemento discursor y rítmico de igual importancia que la imagen. Tampoco hay que olvidar que el sonoro redundó en un mejor y más natural perfilado psicológico de los personajes. La propia voz de los actores y la música hizo que se redujese drásticamente la presión sobre cuerpo, gestos y expresiones faciales de los intérpretes para comunicar estados de ánimo. La banda sonora, asimismo, se usó como apoyo a la transición entre escenas o como herramienta que subraya el significado de la gramática narrativa. Aunque en Bringing Up Baby el director prescindió por completo de ella para no añadir mayor densidad al vertiginoso ritmo de la película. Sorprendente, puesto que no se echa de menos para nada. La única música es la que Hepburn pone en su tocadiscos para su “fiera”.

   La gran virtud de Hawks era su capacidad de filmar cualquier género y no sólo salir airoso, sino hacerlo con nota. Rubricó clásicos de la historia del cine como westerns, comedias, musicales, dramas o películas de aventuras. Además, se jactaba de poder hacer buen cine a partir de guiones que a simple vista no prometían demasiado. Así, el guión de nuestra película partió de una pequeña historia de dos páginas que había publicado Hagar Wilde en un magazine y de ahí Dudley Nichols hizo un guión a la medida de Hepburn. En sí, la película no tiene una trama demasiado inquietante, sino que es más una excusa para hacer comedia, eso sí, una comedia muy enrevesada. Pero todo el embrollo del filme se articula de una manera sorprendentemente natural y nada queda en el aire. Aún siendo una sucesión de gags que podrían resultar por separado, funciona perfectamente bien todo en conjunto, algo de lo que, por ejemplo, Duck Soup (Sopa de ganso, 1933) protagonizada por los Hermanos Marx, adolece, ya que son una sucesión de gags desternillantes, pero que no acaban de funcionar globalmente como película.

la_fiera_de_mi_nina-3
Katharine Hepburn y Cary Grant en una escena de la película.

   Por otro lado, el filme se enmarca en el contexto de una sociedad muy conservadora, o que se pretendía hacerla conservadora. Hacía 20 años que había terminado la Primera Guerra Mundial y que la Revolución Rusa había triunfado. El crack del 29 aún seguía haciéndose notar. Multitud de huelgas sindicales y conflictos obreros se sucedían en las fábricas en los años 30. Roosevelt había impulsado un paquete de medidas asistencialistas, el New Deal, para aplacar los ánimos de las clases más desfavorecidas y desempleadas. Hacía sólo 5 años que se había derogado la Ley Seca, que había estado vigente durante 13 años. Por eso sale un borracho bebiendo en la película, ya que antes no se hubiera permitido debido a la censura. Dada su capacidad de influencia, el cine estuvo sujeto a la censura, y por ello decidió autocensurarse.

   En los años 20 se aplicaría el Código Hays, y a partir del 1933 el Código de Producción PCA. Durarían tanto como el sistema de estudios, hasta los años 60. Y sólo aflojaría un poco en los años 50. De todos modos, Howard Hawks no es un director conservador, y se nota. La inversión de roles femenino y masculino que hay en sus comedias, aderezado con otros sutiles detalles quasi freudianos, es simplemente genial. Cary Grant es torpe, pasivo, blandengue y se deja llevar por el torbellino de Hepburn que es la que seduce y domina a Grant. Incluso lo viste de mujer con un ridículo batín y le hace decir que es “gay” en una desternillante escena. Hawks era una suerte de Almodóvar de la época, salvando las distancias. En sus películas los personajes femeninos siempre lideraban y no acostumbran a desempeñar roles subalternos respecto al hombre. Es más, es tan poco tradicional que en sus películas ni siquiera aparecen familias. Sus personajes parece que se deben a su propio estado salvaje. Son absolutamente libres y no acatan convenciones. Son películas de pocas localizaciones, con personajes bien trabajados y sin grandes repartos. En La fiera de mi niña lo resuelve todo con 12 personajes principales y pocos exteriores. Hawks podía rodar dos géneros radicalmente diferentes con prácticamente el mismo escenario. La carga siempre recae en sus personajes. Diálogo e interpretación ejecutados con una maestría y sutileza que sólo Hawks era capaz de extraer de sus actores. Incluso el director John Ford le dijo, después de ver a John Wayne dirigido por Hawks: “no sabía que ese bastardo sabía actuar”.

300px-screenshot_rko-logo

   Bringing Up Baby está producida por una de las pocas compañías extintas de la época de los estudios: la RKO. Ocho estudios dominaban entonces el negocio del cine en los EE.UU. pero también en buena parte de Europa y Japón. Cinco eran los más importantes, porque controlaban producción, distribución y exhibición. La RKO era uno de ellos. Nació en 1928, de una fusión entre la radiofónica RCA y un circuito de teatro de variedades llamado Keith-Albert Orpheum. Pero aunque produjo películas que han devenido en obras maestras de la historia del cine, a menudo eso no se reflejó en los ingresos. En lo personal, la política de empresa era un poco inestable. Directores y productores ejecutivos no duraban mucho en sus cargos. De hecho Howards Hawks fue despedido por pasarse de presupuesto y por los resultados que obtuvo de taquilla la cinta que nos ocupa. Hepburn también prefirió pagar su libertad con la RKO rompiendo el contrato que le obligaba a hacer una película más con ellos. La compañía incluso llegó a rescindir contrato con el mismísimo Orson Welles, que había realizado para ellos Citizen Kane (Ciudadano Kane, 1941) una de las películas más aclamadas de toda la historia del cine y considerada por muchos críticos como la mejor.

mccarthy
El senador Joseph McCarthy.

   El sistema de estudios funcionaría desde el año 30 al 49. Al acabar la Segunda Guerra Mundial vinieron dos años récord de recaudación en taquilla, pero duró muy poco. La progresiva emigración de las grandes ciudades al campo, las medidas proteccionistas del cine anglosajón ya recuperado de la guerra (75% de tasas sobre películas extranjeras) las leyes anti-monopolio en los EE.UU, y la importantísima popularización de la televisión causaron estragos. Para el año 47 se había esfumado un 27% de recaudación en apenas un par de años. A todo ello se unió la censura del senador Mc Carthy en plena Guerra Fría. Howard Hughes, un tiburón de las finanzas, y el último que estuvo a cargo de la RKO, despidió a las tres cuartas partes de la compañía por sospechas de actividades comunistas. Hizo una purga de personal que duró seis meses. Debido a todo ello y a problemas de liquidez, la RKO no supo adaptarse a los tiempos y acabó desapareciendo en 1955. El cine caminaba a una nueva reinvención. Nuevos formatos panorámicos como el cinemascope, el technicolor y grandes superproducciones surgían con la voluntad de atraer al espectador de nuevo. La venta de los derechos de emisión a la televisión fue una fuente de ingresos que le permitió prepararse para esta nueva etapa. La RKO desapareció, pero muy poco después Bringing Up Baby fue reconocida como una de las mejores comedias de la historia. El tiempo puso a todos en su lugar.

BIBLIOGRAFÍA


Altman, R. (2000). Los géneros cinematográficos. Paidós.

Bordwell, D., Staiger, J., & Thompson, K. (1997). El cine clásico de Hollywood: estilo cinematográfico y modo de producción hasta 1960. Paidós.

Burch, N. (1987). El Tragaluz del infinito: contribución a la geneaología del lenguaje cinematográfico. Cátedra.

Bringing Up Baby. (2016a, agosto 4). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Bringing_Up_Baby&oldid=92715685

Bringing Up Baby.Howard Hawks. (2016, octubre 14). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Howard_Hawks&oldid=94310940Jm. (2011, noviembre 26).

Comedia screwball. (2014, noviembre 21). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Comedia_screwball&oldid=78269521Hawks, H. (1938).

Crítica: LA FIERA DE MI NIÑA (1938) -Parte 1/5-. Recuperado a partir de http://cinemelodic.blogspot.com/2014/03/critica-la-fiera-de-mi-nina-1938-parte.html

Gallagher, T. “Directores de Hollywood”, en Riambau, E. y Torreiro, C. (1996) Historia General del Cine, Vol. VIII. Estados Unidos (1932–1955). Madrid: Cátedra.

González López, Palmira. (2010). De la implantació del sonor als anys de la postguerra (1930-1960). Barcelona: UOC.

González López, Palmira. (2010). Les noves cinematografies (1960-1990). Barcelona: UOC.

La fiera de mi niña, (Howard Hawks, 1938) – Crónicas de Cine. Recuperado a partir de http://cronicasdecine.blogspot.com/2011/11/la-fiera-de-mi-nina-howard-hawks-1938.html

LA FIERA DE MI NIÑA. (s. f.). Recuperado 28 de noviembre de 2016, a partir de about:reader?url=http%3A%2F%2Fciclos-decine.blogspot.com%2F2012%2F09%2Fla-fiera-de-mi-nina.html

La fiera de mi niña – Lo divertido que es vivir. (s. f.). Recuperado 28 de noviembre de 2016, a partir de about:reader?url=http%3A%2F%2Fwww.lacabecita.com%2F2013%2F06%2Fla-fiera-de-mi-nina-lo-divertido-que-es-vivir%2F

La lucha de los trabajadores en Estados Unidos. (s. f.). Recuperado 29 de noviembre de 2016, a partir de about:reader?url=http%3A%2F%2Fwww.lahaine.org%2Fmundo.php%2Fla-crisis-de-1929-la-lucha-de-los-trabaj

Ley seca en los Estados Unidos. (2016, agosto 24). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Ley_seca_en_los_Estados_Unidos&oldid=93153017

P. por O. (s. f.). La comedia de la vida (1934) DVD. Recuperado a partir de http://www.clasicofilm.com/2015/07/la-comedia-de-la-vida-1934-dvd.html

Retroscopia: La fiera de mi niña (1938) – Objetivo Cine. (s. f.). Recuperado 30 de noviembre de 2016, a partir de about:reader?url=http%3A%2F%2Fwww.objetivocine.es%2Fretroscopia-la-fiera-de-mi-nina-1938%2F

RKOPictures. (2016, noviembre 29). En Wikipedia. Recuperado a partir de https://en.wikipedia.org/w/index.php?title=RKO_Pictures&oldid=752033472TG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s