Controversias científicas en la Wikipedia: Los transgénicos

 

glofish
Peces cebra GloFish fluorescentes, modificados genéticamente – By http://www.glofish.com (http://www.glofish.com/images/glofish_005.jpg) [Attribution], via Wikimedia Commons

Me acabo de inocular estos días una vacuna transgénica. ¿Debería preocuparme?¿Debería creer ciegamente en la ciencia? ¿Debería abominar de todo lo artificial y volver a cazar y recolectar como los que siguen la paleodieta? Si esgrimimos que, por ejemplo, un alimento modificado genéticamente es tan natural como el resto debemos ser cautelosos, porque la falacia naturalista y esencialista, que lleva implícito que lo que parte de la naturaleza es bueno per se, se puede volver en contra de nuestros argumentos. Ese implícito también es un silogismo de difícil digestión.

Los transgénicos inspiran desconfianza. Tanta como desconocimiento o alarmismo conspiranoico absurdo, pero, qué duda cabe, que sesgos e intereses corporativos también los hay por parte de los que están a favor. Si echamos mano de la wikipedia, al ser una enciclopedia colaborativa, veremos que puede haber disensiones profundas en temas polémicos, como los transgénicos. De todos modos hay que hacer una observación; Wikipedia es ya de por sí una enciclopedia científica con directrices muy claras. Frente a un grupo de editores que se quejaban de que otros editores no les dejaban introducir datos sobre pseudociencias, Jimmy Wales, co-fundador de Wikipedia, hizo un comunicado respondiéndoles por qué no les dejaban y decía: “lo que no hacemos es pretender que el trabajo de charlatanes lunáticos es el equivalente del “discurso científico verdadero”.

Shot with DxO ONE
Jimmy Wales, el fundador de Wikipedia Wikipedia, fotografiado en New Broadcasting House. Septiembre 2015 – By cellanr [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)%5D, via Wikimedia Commons

Así, observando la entrada sobre “Organismo Genéticamente Modificado” de Wikipedia, vemos que tiene un tono abiertamente cientifista. Todo lo redactado está debidamente referenciado por publicaciones de prestigio y es labor de los editores velar por ello. De todos modos deberíamos preguntarnos si no hay cierto “cherry picking” o falacia de evidencia incompleta, es decir, si se han seleccionado sólo las fuentes que mejor apuntalan el discurso que se quiere mantener. Encontramos fuentes de prestigio como pubmed, la FDA, instituciones europeas, e instituciones mundiales como la FAO. Pero algo interesante de la Wikipedia, que redunda en su carácter democrático, es que suele haber un apartado de “controversia”. Al llegar dicho apartado, en lugar de presentar argumentos o estudios contrarios, lo que nos encontramos son más argumentos de apoyo. Además, las pocas fuentes contrarias son bastante inconsistentes. Una fuente referenciada es de ecoportal.net, lo cual es un artículo de opinión, sin fuentes de prestigio y bastante pobre. Otra fuente contraria es de una web que alude a un estudio sueco con enlace roto. Existe una fuente de prestigio incontestable: nature, pero es más una noticia que un estudio que eche por tierra la seguridad de los transgénicos. Otro detalle, cuando habla de la seguridad alimentaria se habla con autoridad, aludiendo a fuentes concretas principalmente, pero al llegar a los contrarios sobresimplifica hablando de “los antitransgénicos”. Eso homogeneiza demasiado a un grupo de personas y los convierte en un Grupo Social Relevante (GSR) con una significación demasiado inflexible. ¿Quiénes? ¿Qué instituciones?¿Hay voces o hechos relevantes descartados?¿Estamos ante una falacia de evidencia incompleta o es que no hay estudios contrarios serios?

gm_accept_map-es
Mapa de los países que permiten la comercialización de alimentos genéticamente modificados (en verde) y los que los prohíben (en rojo). By Original:Zhitelew. Actualización de los datos de Rusia y Francia: Dodecaedro (File:Gm accept map.png) [CC0], via Wikimedia Commons

Vemos dibujado un grupo científico (GSR) también muy homogéneo cuando la tecnología transgénica representa un esfuerzo colectivo muy importante. Sin embargo, vemos un colectivo con una visión gerencial muy marcada y centrada especialmente en lo económico: producción, funcionalidad y economía de medios. Se centra básicamente en los beneficios económicos y disputas legales. Refleja unas lógicas producto de las sociedades neoliberales en las cuales se desarrollan estas tecnologías. Es cierto que referencia aplicaciones terapéuticas de esa tecnología, pero la pregunta es si se parte de una vocación de servicio, de demanda social, si sigue una trayectoria democrática, o si es simplemente un producto más. Si se nos ve como pacientes con derechos o simples clientes pasivos, o si hay capital público o privado desarrollando esa tecnología. Todas esas cuestiones sociales no son cuestiones menores y no aparecen valoradas.

genetically_modified_corn
Maíz transgénico – By Keith Weller, U.S. Department of Agriculture (Public domain images website) [Public domain], via Wikimedia Commons

Por ello, se hecha en falta una visión transversal en clave sociológica, y debe ser por ello que la percepción o intencionalidad del artefacto transgénico se interpreta de un modo muy acotado. No vemos un diálogo entre lo social y lo tecno-científico. Se nos presenta todo de una manera lineal y extremadamente funcionalista: alimentos eficientes, control de plagas, competitivos, etc. Los procesos de creación y los episodios de conflicto tampoco los vemos referenciados en el artículo, sino sólo transgénicos acabados, como el famoso Maíz Bt. Observacionalmente hablando, es en los aspectos sociales externos e internos, cuando se crea el artefacto, donde podríamos extraer información relevante sobre las lógicas y condicionantes insertos en el proceso. También sobre el ambiente de funcionamiento de los artefactos o los nuevos escenarios que pudieran generar éstos. Asimismo, el principio de simetría tampoco aparece, ya que sólo explica ventajas y no artefactos fallidos, lo cual redunda una vez más en una mayor rigidez interpretativa. Falta confrontar cómo se construye lo social y lo tecnológico.

Otras de las ideas controvertidas que planean sobre el texto es que las voces críticas piensan que introducir un transgénico altera el equilibrio genético “natural”. Ven los OMG como una tecnología determinista, fatalista, autónoma y mecanicista, de impacto. En cambio, no ven así a los cultivos “tradicionales”. Se parte de una visión de falso equilibrio previo a la introducción de OMG, pero se obvia la hibridación y domesticación de especies vegetales y animales desde hace milenios. Alteramos el “orden genético” y los ecosistemas cada vez que cultivamos cualquier cosa. Se manejan en términos de dicotomía natural vs. artificial, lo cual apunta inflexibilidad interpretativa, reduccionismos y lógicas absolutas e idealistas fáciles de conceptualizar, pero que muestran más pereza intelectual que voluntad de buscar modelos interpretativos más abiertos y relacionales. No existen separaciones tan claras entre tecnología y sociedad. Otro sesgo falaz es pretender que la ciencia demuestre que los peligros no existen. Eso constituye una falacia de inversión de carga de la prueba, pues es el que afirma quien ha de probar. Es como retar a que alguien nos pruebe que los fantasmas no existen.

maize-teosinte
Arriba: Teosinte, el “maíz” original, un híbrido en el medio y abajo el maíz hibridado actual. By John Doebley (http://teosinte.wisc.edu/images.html) [Attribution or CC BY 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)%5D, via Wikimedia Commons

En definitiva, en la entrada de Wikipedia vemos inflexibilidad interpretativa por ambas partes y una clara desventaja de las voces contrarias. La evidencia científica y empírica también está sujeta a contingencias interpretativas, cierto, pero tengamos claro que el relativismo metodológico es una suspensión del juicio momentáneo para abrirse a lecturas alternativas, pero no significa en modo alguno ausencia de juicio. Si abrazamos el relativismo absoluto quedaremos autorefutados y nos entregaremos al irracionalismo. Y aún a riesgo de parecer inflexible, personalmente, seguiría sin tomar homeopatía, sin hacerle caso al horóscopo, inoculándome todas las vacunas necesarias y me pondría de parte del fundador de Wikipedia.

BIBLIOGRAFÍA


Aibar Puentes, Eduard. (2010). La visió constructivista de la innovació tecnològica. Una introducció al model SCOT. Barcelona: UOC.

Domènech i Argemí, Miquel y Tirado Serrano, Francisco Javier. (2010). Teoria de l’actor-xarxa. Una aproximació simètrica a les relacions entre ciència,tecnologia i societat. Barcelona: UOC.

Flores, P. (s. f.). ¿Hasta dónde llega el escepticismo de Wikipedia? Recuperado 8 de mayo de 2017, a partir de https://www.fayerwayer.com/2014/03/hasta-donde-llega-el-escepticismo-de-wikipedia

Organismo genéticamente modificado. (2017, mayo 9). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Organismo_gen%C3%A9ticamente_modificado&oldid=98982429

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s