¿Ganó Hitler democráticamente las elecciones de 1933?

   Tras la derrota del Imperio Alemán en la Primera Guerra Mundial llegó una época políticamente convulsa. Dicho Imperio siguió llamándose igual, pero la historiografía posterior lo rebautizó como la República de Weimar (1918-1933). En ese período Alemania vivió en sus carnes la convulsión socialista inspirada en la Rusia soviética. El Tratado de Versalles, lejos de evitar futuros conflictos, allanó el terreno para la Segunda Guerra Mundial. Las durísimas condiciones impuestas a los germanos desde el eje aliado provocaron el caldo de cultivo adecuado para el revanchismo nazi de los años 30.

   Por otro lado, las convulsiones políticas y la inestabilidad económica de la República de Weimar no ayudaron en nada: proclamación de una república soviética en Baviera y el alzamiento espartaquista en 1919, huelgas generales, alzamientos comunistas en 1923 y posterior inflación hasta límites desorbitados. Eso hizo que en 1928 se intentase estabilizar la economía sustituyendo el marco alemán por una moneda más fuerte. Y funcionó, al menos en parte. A finales de dicha década Alemania empezaba a recuperarse económicamente, pero aún así seguía dependiendo económicamente del extranjero, ya que debía, como perdedora de la primera gran guerra, importantes sumas de capital a los aliados y principalmente a los EEUU. La deuda era desorbitada y el estado alemán necesitaba las importaciones para subsistir. El Tratado de Versalles seguía teniendo a Alemania atada de pies y manos. Para colmo de males, desde 1930 hasta 1932 el paro se desbocó y pasó de 3 a 6 millones de desempleados debido a las políticas deflacionistas, las cuales hicieron cerrar numerosas fábricas.

   Todo ello catapultó al NSDAP, el partido nacionalsocialista de Hitler, a obtener un apoyo cada vez mayor. El partido de Hitler se inspiró decididamente en la Italia fascista de Mussolini en cuanto a su puesta en escena y en los métodos para hacerse con el poder y por ello no dudaron tampoco en recurrir a la violencia para ese fin. Nacionalistas pangermanistas y racistas por definición propia, no representaban nada nuevo hasta entonces, salvo algunos matices, pero la clave fue su formidable aparato propagandístico. Prometían orden y un nuevo gran imperio en medio del río revuelto de la historia y lo consiguieron.

   El discurso de Hitler, en el video, arranca con su referencia al triunfo del NSDAP, aunque sin mayoría absoluta, ese mismo día (30 de enero de 1933), aunque no tenía los suficientes votos para gobernar. Tuvo que ir a una segunda vuelta el 5 de marzo. Durante la siguiente campaña electoral de febrero no dudó en utilizar recursos estatales en favor de su aparato de propaganda y la intimidación y la violencia hacia sus adversarios políticos. Prohibió las reuniones de comunistas, socialdemócratas y centristas, así como la prensa de los dos primeros. Asimismo, 51 opositores políticos fueron asesinados por los nazis durante esta segunda vuelta electoral. Para colmo de males, el incendio del Reichstag, orquestado por los propios nazis, sirvió para acusar a los comunistas y avivar más aún la violencia en las calles y el recorte de libertades. Ni siquiera la Constitución fue respetada, ya que se anuló temporalmente la libertad de prensa, expresión y reunión entre otras. 4000 comunistas y una cifra importante de socialdemócratas también fueron encarcelados. Incluso miembros del parlamento con inmunidad diplomática dieron con sus huesos en la cárcel. Esa ola de violencia y descontrol en las calles provocó un clima propiciatorio para que el NSDAP se alzase como el único capaz de mantener de manera férrea el control del país. Por ello, la gran industria y la banca alemana apoyarían también a Hitler debido al miedo a la revolución socialista.

    Aún así, Hitler tampoco lograría la mayoría absoluta en esa segunda vuelta y tendría que ser ayudado de nuevo por el partido nacionalista de Hugenberg. Para el verano de 1933 Hitler, lejos de cumplir su palabra de respetar cierta legalidad constitucional, había desmantelado el parlamento y lo había puesto a su servicio. Había arrestado al número necesario de parlamentarios comunistas y socialdemócratas para alzarse con la mayoría suficiente para aprobar la llamada Ley Habilitante, la cual le permitiría suprimir la democracia parlamentaria y convertirse directamente en un dictador.

Texto de la ley en el boletín oficial del Reich, el Reichsgesetzblatt.

   A la muerte del ya senil presidente Hindenburg, el cual se había convertido en un mero espectador de las maniobras de Hitler, éste último  tuvo el camino libre para convertirse en Canciller y Presidente. Con todo el escenario político barrido de disidencia y todo el poder en sus manos, llegaría a ningunear a su propio inspirador: Mussolini; a hacer temblar a Europa, y a involucrar al más puro aislacionismo norteamericano, involucrando al mundo entero de nuevo en otra Guerra Mundial.

BIBLIOGRAFÍA

Alfred Hugenberg. (2014, enero 24). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de http://es.wikipedia.org/w/index.php? title=Alfred_Hugenberg&oldid=69270161

Armisticio del 11 de noviembre de 1918. (2014, marzo 26). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Armisticio_del_11_de_noviembre_de_1918&oldid=71757318

Conferencia de Paz de París (1919). (2014, marzo 24). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Conferencia_de_Paz_de_Par%C3%ADs_(1919)&oldid=70524574

Discurso de Adolf Hitler el 30 de enero de 1933 Subtítulos en español. (2012). Recuperado a partir de http://www.youtube.com/watch?v=kIDwtz5H0fU&feature=youtube_gdata_player

Elecciones parlamentarias de Alemania de 1933. (2014, marzo 12). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Elecciones_parlamentarias_de_Alemania_de_1933&oldid=72773869

Figuerola Garreta, J. (2009). La Gran Guerra i la Revolucio Russa. Barcelona: UOC.

Hobsbawm, E. (1995). Historia del siglo XX. Barcelona: Crítica.

Mazower, M. (2001). La Europa negra: desde la Gran Guerra hasta la caída del comunismo. Barcelona: Ediciones B.

Paul von Hindenburg. (2014, marzo 24). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Paul_von_Hindenburg&oldid=72380044

Primera Guerra Mundial. (2014, marzo 23). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Primera_Guerra_Mundial&oldid=73346827

República de Weimar. (2014, marzo 25). En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado a partir de http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Rep%C3%BAblica_de_Weimar&oldid=73392134

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s